Music
2:30 pm
Sat October 27, 2012

Behind The Scenes With Cafe Tacvba

Originally published on Mon June 17, 2013 11:05 am

It's difficult to overstate Cafe Tacvba's impact on Latin music since the Mexican band first surfaced in the early '90s. So we were thrilled to get the band's own perspective, as members Enrique "Quique" Rangel Arroyo and Emmanuel "Meme" del Real Diaz join us on this week's show.

Of course, for a group of this magnitude, Cafe Tacvba was under intense pressure when it was writing and recording El Objeto Antes Llamado Disco: It's the band's first record in five years, during which time Mexico has grappled with a violent crisis that changed many musical perspectives. Cafe Tacvba could have ridden what remains of the Latin rock wave of the '90s and performed regurgitated simulations of its greatest hits, with an obligatory track about lust, a love ballad and, of course, the mandatory song of social consciousness.

But El Objeto Antes Llamado Disco is as humble, fun and honest as Cafe Tacvba's debut two decades ago. True, the Tacvbos have grown a great deal since they first emerged, whining about an ungrateful girlfriend. In their spare time, they've explored everything from Mexican pop to indigenous music forms. The new album ponders questions about aging, the desire for happiness and wanting to change — and, when you think about it, these are natural questions for people as they approach 50. There's no sense in these guys trying to hook tween audiences, so they opt instead for refreshing honesty.

Still, Cafe Tacvba has never been preachy or inaccessible, and they don't start now. Its members still have lady troubles, and they still want to have a good time. We certainly did, and we hope you join in on the conversation.

------------------------------------------------------------------------------------

Nos alegramos muchísimo cuando nos enteramos de que Meme y Quique, de la legendaria banda mexicana Café Tacvba, nos visitarían esta semana en Alt.latino. Es imposible exagerar el impacto que ha tenido Café Tacvba sobre la música latina desde la primera vez que los escuchamos a principios de los 90s. La siguiente anécdota servirá para ilustrar la pasión que esta agrupación inspira: a principios de este año, en el festival Vive Latino en Ciudad De México, yo andaba corriendo de escenario en escenario con un grupo de colegas periodistas. Por unos días, formamos parte de la infraestructura que facilita a los festivales de música: fotógrafos, equipos de limpieza, guardias de seguridad y vendedores de comida, quienes trabajan mientras todos los demás se divierten, bailan y comen. Toda esta sincronía se detuvo cuando Café Tacvba tomó el escenario. Un mar de jóvenes y extáticos mexicanos inundó el campo. Pero una buena medida de cuan querida es una banda es cuando todos, absolutamente todos los guardias de seguridad, el equipo de limpieza, los vendedores de comida y hasta los periodistas, dejan lo que están haciendo, y empiezan a bailar y cantar.

Por supuesto que un grupo de esta magnitud que se propone lanzar su primer disco en cinco años, en un momento de crisis en México, podría fácilmente caer en el cliché. Podrían impulsarse con lo poco que queda del Rock Latino de los 90's y sacar una versión light de sus mejores canciones. Atenerse a la fórmula: incluir una canción sexy, una balada de amor, y por supuesto la obligatoria canción de conciencia social.

Pero estamos hablando de Café Tacvba, y el nuevo álbum, El Objeto Antes Llamado Disco, es tan humilde, divertido y honesto como cuando debutaron hace tantos años. Ciertamente los Tacvbos han madurado muchísimo desde esa primera vez en que los conocimos quejándose de una novia ingrata. En su tiempo libre han explorado todo, desde el pop mexicano hasta las formas de música indígena. El nuevo álbum se cuestiona temas como la mortalidad, el deseo de ser feliz y de cambiar- y si uno lo piensa estas son preguntas naturales para un grupo que se esta acercando a los cincuenta años. Aquí no hay formulas de marketing para enganchar a las audiencias juveniles, simplemente mucha honestidad refrescante.

Pero a pesar de sus preguntas existencialistas, Café Tacvba jamás se ha tornado un pretencioso sermón, y no se han vuelto intelectualmente inaccesibles. Siguen teniendo sus problemas de mujeres; y si, aún la quieren pasar bien. Nosotros ciertamente lo hicimos, y esperamos que ustedes se unan a nuestra conversación.

Copyright 2013 NPR. To see more, visit http://www.npr.org/.